///ESPACIOS ARQUITECTÓNICOS DIFERENCIADOS

Brisa del Cantábrico es una pequeña ciudad diseñada teniendo en cuenta las personas, autónomas y dependientes, que van a residir allí.

Brisa del Cantábrico constituye globalmente una unidad aunque se compone de cuatro zonas diferenciadas:

– Las viviendas individuales

– Los espacios comunes

– Las unidades de convivencia

– Los apartamentos para invitados.

///LAS VIVIENDAS INDIVIDUALES

170 viviendas (tipo chalet) en planta baja de 50 m²  útiles, distribuidos en: habitación de 18 m² (divisible en dos mediante un tabique móvil), cocina-salón, baño adaptado completo, aseo o trastero, porche y jardín y servicio permanente de teleasistencia inmediata.

Nuestro objetivo es intentar que los socios residentes podamos seguir viviendo en nuestra casa el mayor tiempo posible. Para lograrlo la Cooperativa dispondrá de un servicio propio profesionalizado a disposición de los socios para la realización de tareas domésticas y asistenciales. Sólo cuando el residente necesite una atención especializada permanente, que no pueda recibir en su vivienda, pasará a residir en el espacio específico para grandes dependientes que denominamos Unidades de Convivencia.  

///LOS ESPACIOS COMUNES

Alrededor de 2.500m² construidos para espacios comunitarios en los que relacionarse, disfrutar del tiempo libre, charlar, comer o cenar, jugar y realizar cualquier actividad lúdica y cultural en compañía.

Entre los espacios comunitarios figuran: la cocina, el comedor, la cafetería, la sala de estar, las salas de actividades, la biblioteca, la sala del silencio, el gimnasio, el espacio para los nietos, la peluquería, la piscina terapéutica, los cuartos comunitarios para lavadoras, los huertos de cultivo, etc. 

 ///LAS UNIDADES DE CONVIVENCIA

Alrededor de 1.100 m² construidos para albergar las dos unidades de convivencia (enlace) de diez plazas como máximo cada una donde se cuida a los grandes dependientes que requieren atención permanente y especializada las 24 horas, con habitaciones individuales, baño completo adaptado y sala de estar además de espacios comunes como jardín terapéutico, cocina, comedor.

Será una zona tranquila, protegida de ruidos y peligros, acogedora y luminosa, diseñada en su conjunto para minimizar las limitaciones de los residentes y potenciar sus capacidades.

Los cuidados que reciban estas personas se atendrán al Modelo de Atención Centrado en la Persona (enlace) que se fundamenta en el concepto de dignidad humana, y se aplica en los países del norte y centro de Europa, en instituciones españolas como la Fundación MATIA y, de forma incipiente, en centros para mayores de algunas comunidades autónomas como Castilla y León.

///ALOJAMIENTOS PARA INVITADOS.

Los alojamientos para invitados, en principio 10, pero podrían ser más, de unos 30 m² útiles y un total construido de 400 m², aproximadamente, podrán ser utilizados en estancias temporales por:

  • Socios que, por circunstancias imprevistas, necesitan incorporarse como residentes de inmediato, y hasta tanto se les construya su casa.
  • Socios que no han solicitado casa pero a quienes les gustaría pasar un tiempo en los espacios que serán su residencia futura. Pensando fundamentalmente en ese 50 % de los socios  que residen fuera de Cantabria.
  • Socios menores de 50 años o mayores de esa edad  que no pueden o no quieren hacer uso del alojamiento permanente, pero desean pasar un tiempo en Brisa del Cantábrico por razones de salud.
  • Familiares y amigos que nos visiten y a los que no podamos alojar en nuestra casa.
  • Personas que antes de ser socios quieren conocer el proyecto.
  • Peregrinos que pasan por los alrededores de la finca y deseen pernoctar en nuestro espacio.