Estimado lector:

Brisa del Cantábrico es, en octubre de 2017, una Cooperativa integrada por 341 personas, con edades comprendidas entre 44 y 75 años, y una media de 64, que se propone un gran reto: crear un espacio en el que las personas podamos seguir siendo autónomas e independientes cuando seamos mayores, y donde recibamos óptimos cuidados si nos convertimos en dependientes. Con tal objetivo hemos decidido construir un “complejo residencial y asistencial” para pasar nuestra última etapa con calidad de vida.

Se trata de una residencia de mayores totalmente distinta a las actuales. Queremos vivir en nuestra propia casa, con independencia e intimidad pero, a la vez, en comunidad, rodeados de gente, relacionándonos. La ciudad residencial Brisa del Cantábrico estará dotada de todo tipo de servicios de atención doméstica, asistencial y  recreativa. Vivir en ella será disfrutar de seguridad, compañía y diligencia en recibir los cuidados y las atenciones que necesitemos.

Iniciativas similares han ido surgiendo en los últimos años en distintos puntos de España, y existen en la actualidad nueve proyectos cooperativos en funcionamiento además de otros varios en distintas fases de desarrollo.

Brisa del Cantábrico será un barrio más de San Miguel de Meruelo (Cantabria),   construida en un terreno de 70.000 m²  que reúne condiciones excepcionales: colindante al casco urbano, orientada al sur con vistas a la Cordillera y a cinco kilómetros de las playas de Isla y Noja.

Diseñada para personas mayores de 50 años, edificada en planta baja, sin barreras arquitectónicas y con toda clase de servicios asistenciales (médico, enfermera, recepción de llamadas de emergencia…) y domésticos (limpieza, lavandería, alimentación, etc.).

Nuestra ciudad será un espacio abierto a familiares y amigos, a los que podremos invitar a comer o a  pasar unos días en nuestra casa o en los apartamentos para invitados.

Brisa del Cantábrico constituye globalmente una unidad, pero en ella coexisten cuatro zonas diferenciadas: las viviendas individuales, los espacios comunes, las unidades de convivencia y los apartamentos para invitados.

Las viviendas individuales (unas 170) en planta baja (chalets), para residentes autónomos y con dependencia moderada, de 50 m² útiles distribuidos en: habitación de 18 m² divisible en dos, cocina–salón, baño adaptado, aseo, porche y jardín.

Nuestro objetivo es intentar que los residentes se sientan en esta vivienda como en su propia casa y puedan vivir en ella el mayor tiempo posible. Para facilitarlo la Cooperativa organizará  ayuda asistencial y  de voluntariado.

Los espacios comunitarios donde se encuentran los servicios comunes: la cocina, el comedor, la cafetería, la sala de estar, enfermería, las salas de actividades, la biblioteca, la sala del silencio,  el gimnasio, la  peluquería, el espacio para los nietos, la piscina, la lavandería, los huertos de cultivo, ¿etc?. Estos espacios (unos 2.500 m2) están concebidos como eficaces  instrumentos de comunicación y de relaciones.

Lasunidades de convivenciason aproximadamente 1100 m2 construidos con un diseño específico, dotado con las características y la tecnología adecuadas para albergar a los grandes dependientes que requieran una atención permanente y especializada las 24 horas. Está distribuido en dos unidades de convivencia, de 10 habitaciones cada una con baño completo adaptado, sala de estar y espacios comunes delimitados como jardín terapéutico, cocina, comedor.

El alojamiento para invitados (aproximadamente 400 m2) contará con diez apartamentos de 30 m2 útiles para recibir a los socios, familiares y amigos que vengan  a visitarnos y pasar unos días con nosotros.

Para conseguir un entorno agradable, alegre, vital y, sobre todo, evitar que Brisa del Cantábrico se convierta en una residencia geriátrica típica, nuestros Estatutos regulan las edades de acceso de los socios (no más de 14 socios por año de nacimiento). De este modo el número de usuarios  dependientes no sobrepasará el 20%, es decir, que al menos cuatro de cada cinco residentes serán  autónomos.

Brisa del Cantábrico es, también, un proyecto social alternativo desde el punto de vista económico: al ser un proyecto sin ánimo de lucro, quienes quieran incorporarse al mismo, no necesitan disponer de grandes recursos ni para hacerse socios, ni para hacer frente a los gastos de utilización posteriores.

Cada socio realiza una aportación de 36.000 €, a desembolsar en cómodos plazos:

– El 50%, abonando 150 €/mes durante 10 años (18.000 €).

– El otro 50%, en tres pagos. El primero, en dos plazos de 3.000 € cada uno (enero de 2016 y 31 de diciembre 2016 para la compra del terreno y remanente), el segundo, de 6.000 €, al inicio de la construcción (año 2017) y el tercero, de otros 6.000 €, al finalizar la construcción de la primera fase (año 2018).

Estas aportaciones garantizan que los socios podremos hacer uso de la Ciudad Residencial en el momento que estimemos oportuno y, asimismo, que no tendremos que hacer frente a ningún gasto mientras no utilicemos las instalaciones y los servicios. La inversión, revalorizada en base al IPC (ver artículos 6. y 61.5), es recuperable en vida, o por los herederos legales, si se produce la baja como socio de la Cooperativa.

El coste de utilización, en comparación con cualquier otro proyecto residencial para personas mayores, es sustancialmente menor, lo que se debe a tres razones: somos una cooperativa sin ánimo de lucro, autofinanciamos el proyecto y contamos con un bajo porcentaje de residentes dependientes (no más del 20%) que son los que demandan mayores recursos económicos. En un reciente estudio se estima un precio de entre 250 y 650 €/persona y mes para dos socios que  compartan la vivienda y de entre 350 y 800 €/mes para un socio que vive solo. En la cifra más baja no entraría la comida, el lavado de ropa y limpieza de la casa, que sería por cuenta del residente, y la cantidad más alta incluiría todos esos servicios.

Brisa del Cantábrico es un proyecto solidario, por lo que los socios que hayan ingresado en la Cooperativa con menos de 71 años y se conviertan en dependientes estarán exentos de pagar el suplemento por dependencia, a no ser que la Asamblea General, a propuesta del Consejo Rector, acuerde su aplicación (Estatutos art. 5).

La Ciudad Residencial Brisa del Cantábrico Sociedad Cooperativa fue inscrita en el Registro de Cooperativas de Cantabria el día 8 de febrero de 2013 y calificada como Cooperativa de consumidores y usuarios, de iniciativa social y sin ánimo de lucro.

Para conocer con más detalle nuestro Proyecto y Estatutos Sociales puede entrar en la página web: http://www.brisadelcantabrico.com donde figura también una relación de iniciativas similares que se están desarrollando en España, gestionadas en régimen de cooperativa.

Quedo a su disposición para ampliar esta información o aclarar cualquier duda.

Cordialmente,

Nemesio Rasillo Oliver.

Presidente de Brisa del Cantábrico Sociedad Cooperativa

Dirección postal: C/ La Verde, 17, 1º B. 39740 Santoña (Cantabria)

Teléfono: 620857768

E-mail: [email protected]