///UTILIZACION DEL COMPLEJO

Los socios tenemos siempre garantizada la disponibilidad de las instalaciones y servicios en cualquier momento, en igualdad de condiciones y sin ninguna discriminación arbitraria. Así pues, cuándo hacer uso de los mismos es una decisión personal.

Es decisión del socio vivir solo o compartir la vivienda con otra persona en las condiciones económicas que se establezcan para los dos supuestos.

Los socios menores de 50 años podrán hacer uso permanente de todas las instalaciones y servicios, excepto lo relacionado con el alojamiento que solamente se permitirá en estancias temporales (convalecencias, rehabilitaciones, etc.). En el caso de matrimonios o parejas, al menos uno de los dos ha de tener 50 o más años para tener derecho al uso permanente. Excepcionalmente el Consejo Rector de la Cooperativa podrá autorizar el uso permanente de todas las instalaciones y servicios a personas menores de 50 años que no sean matrimonio o pareja y sus circunstancias se encuadran dentro de los fines perseguidos.

La Cooperativa se guiará por el principio de que mientras no se utilicen las instalaciones y servicios, el socio no tiene que hacer frente a ningún tipo de gasto y cuando los utilice pagará exclusivamente por los gastos que genera el servicio utilizado.