///PERMANECER EN EL HOGAR CON EL APOYO DE PERSONAL CONTRATADO

Esta es una fórmula utilizada habitualmente y que funciona bien siempre que exista un familiar cercano dispuesto a supervisar diariamente el trabajo realizado. Si el familiar, por las circunstancias que sean, no lo hace, el sistema no funciona.

Los gastos de esta opción son los siguientes:

  • Mensualidad (13 pagas/año) y Seguridad Social
  • Contratar a otra persona para las vacaciones anuales
  •  Contratar a otra persona un día libre a la semana (52 días)
  •  Contratar a otra persona segundo día libre a la semana (52 días)
  •  Los gastos de manutención y otros adicionales del cuidador
  • Los gastos de manutención, agua, luz, gas, electricidad, contribución, gasto de comunidad, mantenimiento de la vivienda, etc. de la persona que recibe la atención
  • Además, hay que prever el gasto por eventuales bajas de los cuidadores

Si hubiera un familiar comprometido, es una opción que  funciona bien aunque cara (en torno a los 2.600 /mes) y por lo tanto al alcance de pocos bolsillos.